ENVÍO GRATIS EN USA

Todo sobre ALDH2 y cómo se relaciona con su consumo de alcohol

Como ocurre con la mayoría de las cosas, beber con moderación es el mejor curso de acción, pero la cantidad de alcohol que puede consumir de manera segura y cómoda tiene mucho que ver con su genética. Las resacas son una experiencia común como resultado de beber demasiado en un período corto, pero los síntomas desaparecerán con el tiempo. Sin embargo, para las personas que están más inclinadas a beber en exceso de forma rutinaria, otras consecuencias para la salud, como la enfermedad hepática y el cáncer, presentan problemas a más largo plazo que carecen de una solución simple. Comprender la base de su composición genética y la presencia de ALDH2 puede ayudarlo a disfrutar del alcohol con límites seguros. 

 

¿Qué es ALDH2?

La aldehído deshidrogenasa, también conocida como ALDH2, es una enzima relacionada con la capacidad del cuerpo para metabolizar el alcohol. Si alguna vez ha experimentado síntomas como enrojecimiento de la cara, sudoración o aumento de los latidos del corazón mientras bebe, es posible que forme parte de la población que sufre de deficiencia de ALDH2. los diferentes efectos de beber impactan a varias poblaciones de manera diferente, con un porcentaje significativo de la población del este de Asia que muestra la mayoría de los signos de intolerancia al alcohol. Si bien una cara roja puede ser vergonzosa y frustrante en una noche de fiesta, también puede ser un signo de una afección más grave.  

 

¿Qué causa una resaca? 

Independientemente de la cantidad de alcohol que consuma o de la cantidad de agua que beba entre bebidas, su cuerpo solo puede metabolizar una cierta cantidad de alcohol cada hora, lo que puede provocar algunos desagradables resacas

 

Cuando bebe alcohol, se absorbe en el torrente sanguíneo a través del estómago y los intestinos, seguido de una serie de enzimas que se producen en su cuerpo para descomponer la sustancia. La alcohol deshidrogenasa (ADH) y la aldehído deshidrogenasa (ALDH) ayudan a convertir el alcohol en acetaldehído, que es un carcinógeno conocido. 

 

Los encuentros frecuentes con acetaldehído pueden resultar en una acumulación de toxinas y presentar serias complicaciones de salud a largo plazo. A corto plazo, las resacas son el resultado del proceso gradual del cuerpo de descomponer las toxinas, lo que lleva a muchas personas a buscar cura para la resacas.

 

ALDH2 y alcohol 

Además de demostrar una menor tolerancia a la bebida, las personas con deficiencia de ALDH2 también pueden presentar síntomas como la reacción al enrojecimiento del alcohol. La respuesta fisiológica puede extenderse más allá de la cara, lo que hace que la piel del cuello, el estómago, la espalda y las piernas se enrojezca y se manche. Cuando su cuerpo es físicamente incapaz de descomponer el alcohol a un ritmo normal, puede provocar condiciones peligrosas y dejar a las personas más susceptibles al cáncer y a otros serios problemas. Sin embargo, los efectos desagradables que experimentan las personas con deficiencia de ALDH2 a menudo llevan a la población a abstenerse de beber, lo que conduce a tasas más bajas de alcoholismo. 

 

Lo último con lo que alguien quiere lidiar después de una noche de fiesta es con un fuerte dolor de cabeza. Ya sea que tenga complicaciones con ALDH2 o simplemente quiera recuperarse más rápido después de tomar unas copas, consulte Ivita, que ofrece suplementos nutricionales totalmente naturales de alta calidad que pueden prevenir y curar la resaca, para que pueda disfrutar del alcohol de manera segura y sin los efectos negativos. efectos secundarios. 

Déjame tu comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.